Esta web utiliza cockies propios y de terceros para optimizar y adaptarse a su navegación y preferéncias, además de otras tareas. Si continua navegando entenderemos que accepta nuestra Política de privacidad.

Acepta Más información
n° visitas: 92139   |    |  Aviso legal
 



LA ALIMENTACIÓN DE TU GATO



Para tener un gato sano, es imprescindible que tenga una alimentación sana y equilibrada.

Los gatos, a diferencia de los perros, son carnívoros por naturaleza: es imprescindible que ingieran un nivel de proteinas elevado para satisfacer sus demandas metabólicas. La dieta felina debe ser también rica en grasas ya que su sistema digestivo las digiere facilmente.
Agua
El agua es imprescindible para la salud del gato, nunca le debe faltar, ya que los gatos pueden ser propensos a tener problemas de vias urinarias y/o riñón. Debe estar limpia y fresca: los gatos son muy caprichosos y si ven el agua algo turbia es más difícil que beban. Algunos consejos para mejorar la ingesta de agua pasan por aumentar el número de cuencos de agua en la casa; o, debido a su preferencia por el agua corriente, ir ofrenciéndoles agua del grifo y/o poner una fuente de agua corriente (la cual podrás encontrar en clinicas veterinarias o tiendas especializadas).

Marcas de comida
Existen diferentes marcas de comida especiales para la alimentación de nuestros gatos. ¿Qué marca de comida elegir?: Siempre una comida de calidad “premium” o “super-premium” , puesto que ofrecerá al gato más aportes energéticos y vitaminas que otra de categoría inferior y el origen de la materia prima será de mejor calidad. Ello redundará en una mejor salud de nuetro gatito.
Las necesidades alimenticias varían según la etapa fisiológica, por lo que un gatito no deberá comer la misma ración ni el mismo tipo de comida que un gato adulto o que una hembra gestante.
¿Racionar la comida de gato o ad libitum? Nosotros aconsejamos dejar a los gatos su comida siempre disponible, creemos que es mejor que coman por ejemplo 6 veces al día con pequeñas dosis, que 1-2 con una dosis mayor. De esta forma, nuestros gatos no padecerán estrés o ansiedad por la posible falta de comida. En caso de que nuestro gato padezca obesidad o alguna otra enfermedad, sí puede ser necesario racionar su dieta.
¿Puede comer lo mismo un gatito que un gato adulto? Siempre es mejor que los gatos en crecimiento, tengan mayor aporte de proteinas, grasas y minerales. Un gato adulto necesita una comida más ligera por la disminución de su actividad fisica y metabólica.
¿Comida seca o enlatada? Nuestro consejo es que los gatos mantengan siempre su ración de comida seca en el comedero y ocasionalmente se les proporcione comida húmeda. Siempre, también en el caso de las latas, es mejor escoger un producto de calidad. La salud de nuestro gato, a la larga, lo agradecerá.
Comida Seca: Previene la aparición de sarro y enfermedades bucodentales. Dura más en el comedero ya que no se oxida como la húmeda. Es algo menos palatable y contiene menos proporción de agua.
Comida Húmeda: Es una comida más palatable y no se puede exponer mucho tiempo después de abrir la lata porque se estropea. Si nos sobra, una vez abierta, debe guardarse en el frigorífico.
Hay gatos caprichosos por algún tipo de comida o por alguna marca de producto en particular. Es importante contrastar con tu veterinario si la alimentación de nuestro gato es correcta y equilibrada. Si les damos a elegir, no siempre van a elegir la dieta que más les conviene.



La alimentación durante la enfermedad
Es de especial importancia comprender que en numerosas patologías la dieta no es un suplemento sino un tratamiento,y en algunos casos (como por ejemplo la enfermedad renal crónica) es el pilar de la terapia. Por ello, existen un sinfín de alimentos útiles y necesarios en diferentes situaciones de enfermedad, los cuales debe ser tu veterinario quien te los recomiende y sólo el podrá proporcionártelos.